Conoce el proceso de creación de una aplicación móvil y algunos consejos útiles para comenzar a pensar la tuya, de manera que sea funcional y versátil.

¿Quieres desarrollar tu propia app? ¿Necesitas desarrollar una app en tu empresa? ¿Requieres crear una app para dinamizar tu estrategia de marketing digital? Cualquiera que sea el motivo por el que necesitas saber más sobre la creación y el desarrollo de aplicaciones, vamos a guiarte:

El proceso de creación y planificación de una aplicación móvil incluye los siguientes momentos:

1. Define lo esencial.

La idea: Haz contacto con el mundo móvil y define tu idea respondiendo estas preguntas: ¿De qué se trata tu aplicación? ¿Para qué sirve? ¿Qué problema o necesidad resuelve? ¿Existe otra similar?

Es muy importante que desde la concepción puedas predecir la utilidad de tu aplicación. No tienes que proponer algo completamente nuevo pero sí debes agregar un plus o resolver un deseo insatisfecho para que no sea una más en el gran universo de las apps.

El objetivo: Por ejemplo, ser la número uno en pedidos a domicilio, generar interacción con tu marca o incrementar las ventas a través del ecommerce…  Y tu público: ¿quienes serán tus usuarios?

Cuando se plantea el objetivo, se define el modelo de negocio, es decir, de qué manera obtendrás un retorno económico (descargas, anuncios, servicios freemium y premium). Ten presente que no puedes depender únicamente de la publicidad.

2. Decide qué tipo de aplicación desarrollar

Aplicación web o nativa. Una vez sabes lo que quieres y para qué, podrás decidir qué tipo de aplicación necesitas o te conviene: web (depende de un navegador web para su ejecución) o nativa (desarrollada específicamente para el sistema operativo de un dispositivo, siendo Android (Google) y iOS (Apple) los principales en el mercado. O incluso multiplataforma. Conoce más sobre los tipos de aplicaciones, características y posibilidades de desarrollo.

3. Crea el prototipo de la aplicación

Es el momento de hacer bocetos en papel. Crear el prototipo o mockup de la aplicación te permitirá materializar la idea, reflejar el funcionamiento básico y la interacción del usuario. Esta maqueta será tu horizonte para no perder tiempo ni dinero en la etapa de programación.

En esta etapa deberás visibilizar qué tipos de tecnologías y API’s requieres integrar, así como las diferentes versiones para móviles, tablets y escritorio.

Existen herramientas y sitios web con plantillas que te permitirán crear prototipos de aplicaciones.

4. Diseño y desarollo de la app

Si optaste por una aplicación móvil nativa, el diseño y desarrollo están directamente relacionados con el sistema operativo. Así que, ¿crear una aplicación para Android o iOS?.

Su diferencia esencial es el lenguaje de programación: iOS (Objective-C/ Swift) y Android (Javascript). También encontrarás diferencias importantes a nivel técnico, de diseño y estrategia móvil.

Es una realidad que Android lidera el mercado mundial desde los últimos diez años, quedándose con el 88,9% de la cuota total, y dejando a iOS con el 11,1%, al finalizar el 2018. Lo anterior debido a que la mayor parte de los fabricantes del globo lo usan en sus smartphones. Pero también es cierto que la App Store representó el mayor número de descargas de aplicaciones pagas, con el 22,6 %, respecto al 11,8% de Google Play, de ese mismo año, de acuerdo con informe sobre el crecimiento de Android de Xacatamóvil.com

¿Cómo saber cuál elegir? La elección dependerá de las características y funcionalidades y tu mercado objetivo. ¿Qué smartphones usan y de qué forma? La usabilidad y los hábitos de consumo también serán fundamentales para tomar esta decisión.

Ahora es el momento de buscar asesoría con diseñadores y desarrolladores de aplicaciones. Solo así podrás saber cuál es la opción indicada para tu propósito.

También será fundamental saber: Cuánto cuesta desarrollar una aplicación móvil 

5. Lanzamiento y promoción

Antes del lanzamiento deberás haber realizado un plan de pruebas que te permita verificar el funcionamiento de tu aplicación desde todas las perspectivas. Para ello da a conocer tu desarrollo piloto a cercanos y desconocidos, de manera que puedas validar la experiencia de usuario, el diseño y usabilidad.

Finalmente llegará el gran momento del lanzamiento y promoción. Necesitarás una estrategia de optimización ASO (App Store Optimization) para posicionar tu app en las tiendas, y una gran estratégia de prensa y marketing digital para divulgar y dar a conocer todo el esfuerzo previo invertido.

Desarrollar una aplicación es un proceso que necesitará un gran plan de trabajo y ¡la ayuda de los mejores desarrolladores! ¿Cuéntanos si podemos ayudarte?